Category Archives: alergias

Alergia al gluten

Alergia al gluten

El gluten es una proteína presente en el trigo y los productos derivados del trigo. Es una proteína muy nutritiva y beneficiosa para todas las personas, pero también es algo indigesta.

El motivo es que nuestro cuerpo no dispone de las enzimas necesarias para digerirlo completamente y son precisamente esos pequeños pedazos no digeridos los que pueden provocar problemas intestinales. Las personas sanas no notan malestar al tomar cualquiera de los cereales que contienen gluten, a lo sumo una pequeña molestia que pasa una vez completado el proceso digestivo. Sin embargo, en otras personas, esos pequeños trozos de gluten no digeridos pueden producir problemas autoinmunitarios (enfermedad celíaca), alérgicos (como son la alergia respiratoria, la alimentaria o la de contacto) y de sensibilidad a esta proteína.

Actualmente no existe un examen médico para reconocer la intolerancia al gluten, pero puedes realizar varios pasos para reconocer la intolerancia al gluten de tu cuerpo y empezar el camino hacia un futuro más saludable.

SÍNTOMAS DE ALERGIA AL GLUTEN

Los síntomas más comunes son:

La incapacidad de absorción de nutrientes, en particular hierro y folatos, dolor abdominal, distención abdominal, gases o indigestión, estreñimiento, disminución del apetito, diarrea constante o intermitente, intolerancia a la lactosa, náuseas y vómito, heces flotantes, con sangre, grasosas o fétidas. Pérdida de peso inexplicable.

Debido a la mala absorción de nutrientes (vitaminas, minerales) pueden presentar propensión a formar hematomas, depresión o ansiedad, fatiga, retraso en el crecimiento, pérdida de cabello, prurito (picazón) en la piel, ulceras orales, calambres, dolor articular, sangrado nasal, talla baja.

  • Problemas digestivos como gases, hinchazón estomacal, diarrea o constipación, este último se observa de manera más común en los niños.
  • El presentar queratosis pilar o “piel de gallina” que se nota en la parte posterior de los brazos, como resultado de una deficiencia de ácido graso y vitamina A como un efecto secundario de la mala absorción de grasa que causa el gluten en el estómago.
  • Fatiga, “niebla cerebral” que es una especie de aletargamiento de las funciones cerebrales y la sensación de cansancio que sigue a una comida elaborada con gluten.
  • Además puede ser el diagnóstico de una enfermedad autoinmune como la Tiroiditis de Hashimoto, la artritis reumatoide, la colitis ulcerativa, lupus, psoriaris, esclerodermia o esclerosis múltiple.
  • Se presentan síntomas neurológicos como mareos o sensación de pérdida de equilibrio.
  • También podría explicar los desequilibrios hormonales como el Síndrome Premenstrual (PMS), el Síndrome de Ovario Poliquístico (PCOS) o una infertilidad indeterminada.
  • Podría corresponder con dolores de cabeza y migrañas.
  • Si se cuenta con un diagnóstico de fatiga crónica o fibromialgia, diagnósticos que según el estudio indican que el médico no ha podido indicar la causa de alguna fatiga o dolor.
  • Otro síntoma es la inflamación, la presencia de abultamientos o dolor en las articulaciones de dedos, rodillas o caderas.
  • Se encuentran estados de ánimo como ansiedad, depresión, cambios de humor o Desórdenes por Déficit de Atención (ADD).

Eexisten cinco síntomas que no son obvios sobre la intolerancia al gluten que podrían pasarse por alto:

  • Para empezar y a pesar de que seas adultos, tu cuerpo sigue produciendo “barros” como cuando eras adolescente y que podría indicar que la persistencia del acné es un indicador de que existe una inflamación por gluten que podría afectar a otros órganos. También puede que te sientas excesivamente lento, estés fatigado durante todo el día y nunca sientas que descansas lo suficiente, la respuesta podría encontrarse en la dieta.
  • Una dieta rica en gluten ocasiona fatiga en alguien que es intolerante a este y que podría afectar los patrones de sueño y general una sensación general de malestar.
  • Padeces de estados anímicos ansiosos o depresivos e incluso de déficit de atención, el gluten agudiza los síntomas de estos transtornos.

Como reconocer los Síntomas

  1. Presta atención a tu nivel de energía después de comer alimentos con gluten. Ocasionalmente, los niveles de energía pueden ligeramente disminuir, ya que tu cuerpo está trabajando en digerir la comida. Debido a que los individuos intolerantes al gluten tienen que trabajar más para luchar contra los efectos del gluten en su tracto digestivo, suelen sentirse fatigados después de comer. Contrario al letargo ocasional que pueden sentir de vez en cuando, las personas que sufren de intolerancia al gluten pueden sentirse completamente exhaustas después de sus comidas.
  2. Revisa tu estado mental y emocional después de comer trigo o productos con trigo. Muchos individuos que sufren de la intolerancia al gluten se quejan de sentirse irritables después de haber comido. •La irritabilidad puede estar relacionada con la fatiga o puede ocurrir como un resultado de la sensación de agotamiento en general, similar a la que uno siente cuando está enfermo de gripe o de un resfriado. Algunas personas con intolerancia al gluten reportan tener una “mente brumosa” justo después de haber comido. Dificultad para concentrarse
  3. Identifica si sientes dolores de cabeza después de la comida. El síntoma de dolor de cabeza no son específicos y pueden parecer migrañas, dolor de cabeza por tensión o dolores de cabeza muy frecuentes. A pesar de que no hay un tipo específico de dolor de cabeza asociado con la intolerancia al gluten, para muchos individuos, el patrón de dolor de cabeza suele ocurrir dentro de entre 30 minutos y una hora después de haber comido
  4. Observa los cambios en tus extremidades. A menudo, las personas con intolerancia al gluten experimentan dolor en las articulaciones y a veces experimentan entumecimiento u hormigueo en sus brazos y piernas
  5. Identifica los síntomas asociados con una salud digestiva deficiente. Mientras que las personas sensibles al gluten tienden a tener más síntomas no gastrointestinales que las personas celíacas, pueden aun así experimentar malestar gastrointestinal. Después de una comida, pueden tener hinchazón, gases, diarrea, estreñimiento y dolor del estómago

AUTOPRUEBA

Si bien algunas personas que tienen alergia al gluten (enfermedad celíaca) tienen un problema con la avena, de acuerdo con la Asociación de la Enfermedad Celíaca, a menudo es debido a que la avena se procesa junto con otros granos. Cuando se hacen las pruebas de una alergia al gluten, la avena debe ser probada también. Muchos se practican autopruebas, ya que los análisis de sangre pueden ser no concluyentes, o los médicos no reconocen los síntomas, que incluyen trastornos intestinales y dolor a menudo. La autoprueba de una alergia al gluten es un proceso simple, pero no es fácil de abstenerse al gluten.

INSTRUCCIONES

  1. Anota todo lo que comes durante una semana, sin omitir nada de tu dieta habitual. Después de escribir lo que comes, vuelve a tu diario una o dos horas más tarde y anota cualquier síntoma que puedas estar experimentando, desde dolores de cabeza a dolores de estómago o comezón. Cualquiera y todos los síntomas deben ser registrados.
  2. Familiarízate durante esta semana con los elementos que debes comenzar a eliminar de tu dieta.
  3. Puedes consumir todo lo que no contenga trigo, centeno, cebada, cuscús, dinkle o espelta, durham, sémola, escanda, espelta, harina, kamut, gluten, malta, matzá, mir, avena (se puede agregar de nuevo más tarde), seitán y el triticale.
  4. Cualquier cosa hecha con estos productos deben ser evitados, lo que significa que debes adquirir el hábito de leer las etiquetas si comes alimentos procesados. Tendrás que eliminar la mayoría de las pastas a menos que estén hechas con maíz o arroz cuatro, panes, cereales, salsas, sopas, sándwich con carnes procesadas y productos horneados. La mayoría de las carnes procesadas o congeladas, también han sido inyectadas con una solución que contiene trigo. Aunque las papas están libres de gluten, las papas fritas francesas están recubiertas con una solución de trigo.
  5. El punto es que debes leer las etiquetas. Para estar seguro, consume productos y carne fresca mientras estás probando una alergia al gluten, y evita todos los alimentos procesados. Para obtener una lista de las harinas y granos, y si son aceptables en una dieta libre de gluten o no, consulta la sección de recursos.
  6. Inicia la semana dos con la eliminación de todos los productos de gluten de tu dieta. Esta será la parte más dura de tu autoprueba, pero es imprescindible. Si bien puedes sentir que no queda nada para comer, hay muchos alimentos que están disponibles. Todas las frutas frescas, verduras, carne y pescado se pueden comer. Si extrañas las papas fritas francesas, puedes hacer las tuyas propias en casa. En lugar de pasta, sirve tus comidas con platos de patata o arroz. A medida que elimines estos alimentos, sigue escribiendo todo lo que comes y los síntomas que experimentes. También debes tomar nota de los síntomas que han desaparecido.
  7. Sigue comiendo sin gluten durante tres semanas más, para un total de cuatro semanas en que lo hayas eliminado completamente de tu dieta. Durante este tiempo, continúa con tu diario de alimentos y la lista de los síntomas. Si has encontrado que los síntomas que te ocurrían antes han desaparecido, y ya no estás experimentando el problema que te llevó a realizar la prueba de una alergia al gluten, entonces puedes parar aquí, sabiendo que tienes una alergia o una “sensibilidad” al gluten. El ajuste más duro en este punto es darte cuenta de que ya no podrás tener cualquiera de los productos con gluten en tu dieta nunca más. Según los expertos de la Clínica Mayo, el único tratamiento para una alergia al gluten es la prevención y la eliminación del gluten.
  8. Pon a prueba para ver si tienes un problema con la avena introduciéndola nuevamente en tu dieta. Comienza por tener 1/2 taza de harina de avena en la mañana, pero no otros productos de avena durante todo el día. Al comprar la avena, trata de encontrar un recipiente con una etiqueta que indique que no fue procesada en la misma planta que los productos de trigo. A medida que la industria de la alimentación es cada vez más conscientes de las alergias al gluten, muchas etiquetas son cada vez más específicas sobre el contenido de gluten, especialmente la avena. Si encuentras cualquier síntoma que regrese después de la reintroducción de la avena en tu dieta, no los uses y elimínalos de forma permanente. CONSEJOS Y

ADVERTENCIA

  • Aunque hay muchos panes y cereales “sin gluten” en el mercado, debes evitarlos para las cuatro semanas en que estés haciendo tu autoprueba. No hagas trampas y no consumas un “poco” de gluten en el desempeño de la autoprueba o no tendrás resultados exactos. La única manera de saber con seguridad si tienes una alergia al gluten es eliminar el gluten al 100 por ciento de tu dieta.

Alergia Primaveral

Alergia Primaveral

La alergia primaveral, es una reacción anormal del organismo frente a sustancias, denominadas alérgenos. La alergia no está presente desde el nacimiento, sino que se desarrolla con el paso del tiempo. Y aunque se puede contraer la alergia, hay personas que por herencia desarrollan la enfermedad con mayor facilidad. “No se hereda la alergia en sí, sino la predisposición para hacerse alérgico”

El factor ambiental es uno de los principales responsables del notable incremento de personas alérgicas al polen los estornudos, congestiones, molestias en la garganta y ojos es propio de la alergia primaveral, aunque muchos no consigan determinarlo y lo confundan con un simple resfriado, aplicando un tratamiento que no conseguirá aliviar sus síntomas.
Solamente si identificamos la causa de nuestros males, podremos evitarlos como es debido. Es importante que identifiques y sepas qué es exactamente lo que te produce alergia, así podrás evitarlo.

SÍNTOMAS DE LA ALERGIA PRIMAVERAL

Generalmente la alergia, con la rinitis alérgica como síntoma, suelen aparecen en la niñez y adolescencia, pero pueden surgir en cualquier momento de la vida tanto en hombres como en mujeres, aunque no se hayan padecido nunca. Todo depende de la susceptibilidad individual y también de la exposición al agente que provoca alergia.

  • Romadizo alérgico y
  • Conjuntivitis alérgica,
  • Malestares en las personas asmáticas que también se ven afectadas en este período de polinización.

CAUSAS DE LA ALERGIA PRIMAVERAL

  • Nos produce alergia primaveral, cuando reaccionamos de una manera desproporcionada al polen que determinadas plantas o árboles emiten en ese momento del año.
  • Sistema inmunológico: es una de las claves del problema ya que está reaccionando en exceso ante sustancias que son inofensivas. El estrés, la polución, el abuso de antibióticos y medicamentos y el exceso de lácteos en nuestra dieta pueden ser algunas de las claves en este desajuste inmunitario, causándonos la alergia primaveral.
  • El factor ambiental es uno de los principales responsables del notable incremento de personas alérgicas al polen.
  • La alergia al polen más frecuente es la rinoconjuntivitis, que se manifiesta por el picor e irritación de ojos, nariz, paladar y faringe. En segundo lugar se sitúa el asma bronquial, que afecta a un 35% de la población alérgica al polen.

RECOMENDACIONES

Debemos alejarnos de las sustancias que provocan la alergia primaveral. Para evitar el contacto con el polen podemos establecer una serie de medidas que ayudará a mitigar los efectos de esta alergia primaveral:

  • Cierra las ventanas por la noche para evitar que el polen entre en casa. Si es necesario, utiliza el aire acondicionado, que limpia, enfría y seca el aire.
  • Evita las actividades al aire libre entre las 5.00 h y las 10.00 h de la mañana, periodo en el que la concentración de polen es mayor en la atmósfera. Procura permanecer en espacios cerrados cuando el recuento de pólenes sea alto.
  • Mantén cerradas las ventanillas del coche cuando viajes. Instala filtros en el sistema del aire acondicionado del vehículo y revísalos con frecuencia. Si viajas en moto, usa un casco integral.
  • Evita cortar el césped, pasar junto a él cuando esté recién cortado y tumbarte en la hierba.
  • No cuelgues la ropa al aire libre. El polen puede acumularse en ella. • Lava con frecuencia la ropa de cama. Retira alfombras y moquetas.
  • Evita el tabaco. El tabaquismo pasivo aumenta la incidencia y la gravedad de las alergias respiratorias.
  • Para aliviar y reducir la hinchazón no hay nada mejor que el aloe vera: es sano, fresco, natural y económico.
  • Comer alimentos como el brócoli, los cítricos, las bayas, las coles, el ajo y la cebolla nos ayudarán a combatir los síntomas de la alergia.

PLANTAS MEDICINALES PARA ALERGIA DE PRIMAVERA

  • Grosellero negro: fortalece las glándulas suprarrenales (agotadas por el estrés) y tiene un efecto antinflamatorio)
  • Helicriso: reduce todos los síntomas de la alergia primaveral.
  • Fumaria: favorece la eliminación de la histamina sin producir somnolencia.
  • Echinacea: fortalece nuestro sistema inmune y evita esos “desajustes”.
  • Jengibre y Regaliz: combinación ideal para los síntomas como la rinitis (esa “agüilla” nasal que no cesa)