Tag Archives: enfermedades

Fagonia Cretica

fagonia_cretica

Conocida como: El manto de la Virgen o rosa de la Virgen.

Investigadores de la Universidad Aston, en Birmingham, conjuntamente con los médicos del hospital Russells Hall, en Dudley, ambos de Reino Unido, descubrieron que una planta podría eliminar el cáncer mamario.

La Fagonia Cretica es una planta de la familia Zygophyllaceae, descrita ya en el año 1620 por Caspar Bauhin, botánico y médico Suizo, como Trifolium spinosum Creticum (en nomenclatura no binomial).

Se extiende desde la región mediterránea meridional hasta el Sahara al Sur; en la Península Ibérica, desde Castellón de la Plana hasta Cadíz y Portugal, y es más escasa en el Centro peninsular. Es nativa en las Islas Canarias, y se encuentra también en las Islas Baleares, especialmente en Cabrera, Formentera, Ibiza y Mallorca. También es nativa en países ribereños del Mediterráneo y en islas del mismo, como Creta (que es donde fue encontrada por primera vez), Sicilia, Malta, y Chipre.

En las zonas rurales de Pakistán la fagonia cretica  la usan para hacer té de hierbas, que se ha convertido en una bebida de predilección y es reconocida por sus efectos curativos.

Esta planta de Pakistán se ha utilizado para tratar a las mujeres de las zonas rurales de este país que padecen un tumor en las mamas. Sin embargo, hasta ahora, este tratamiento “ha sido considerado como una especie de remedio folclore”, explican los expertos.

Además, estas pacientes han informado de que con este tratamiento natural “no aparecen los efectos secundarios asociados con otros tratamientos contra el cáncer”. Por ello, estas mujeres asiáticas no han sufrido pérdida de cabello, disminución del recuento de sangre o diarrea”.

Esto proporciona un nuevo mecanismo por el cual el extracto acuoso de Fagonia cretica, utilizado extensamente en Pakistán, puede matar las células de cáncer de mama in vitro.

Los investigadores británicos han recogido extractos de la ‘Fagonia cretica’ y han demostrado que “mata las células cancerosas sin dañar las células mamarias normales en condiciones de laboratorio”.

Así lo atestiguan los directores del estudio, los profesores Helen Griffith y Amutul R Carmichael, que aseguran que el objetivo en este punto es “descubrir que elemento o elementos de la planta son los responsables de esta situación”.

Cáncer de Mama

Cancer_Mama

El cáncer de seno (mama) es un tumor maligno que se origina en las células del seno. Un tumor maligno es un grupo de células cancerosas que pudiera crecer hacia (invadir) los tejidos circundantes o propagarse (hacer metástasis) a áreas distantes del cuerpo. Esta enfermedad ocurre casi por completo en las mujeres, pero los hombres también la pueden padecer.

Durante toda la vida de una mujer, el riesgo para presentar cáncer de mama es de un 15% y va aumentando con los años. Esto es lo mismo que decir que de cada ocho mujeres, una va a presentar esta enfermedad durante su vida. Gracias a la investigación y a la detección del cáncer de mama en estadios previos se ha mejorado muchísimo en las dos últimas décadas el índice de supervivencia del cáncer de mama. Así, si esta enfermedad se detecta en fases iniciales la posibilidad de curarlo es muy cercana al 100%.

Cáncer de Mama (ver video)

Síntomas:

  • Edad: el riesgo aumenta con la edad. La mayoría de cánceres de mama se produce sobre los 50 años; a los 60 el riesgo es más elevado y resulta muy poco frecuente por debajo de los 35 años, aunque también es posible.
  • Sexo : las mujeres son las más propensas a desarrollar cáncer de mama. Los hombres también pueden sufrirlo, pero la probabilidad es de uno por cada cien mujeres.
  • Antecedentes familiares : las posibilidades aumentan si una hermana, madre o hija ha sufrido esta enfermedad. Además este riesgo se eleva si el familiar que ha padecido cáncer lo ha hecho antes de la menopausia, o si ha afectado a los dos senos.
  • Haber sufrido otro cáncer : el riesgo de cáncer de mama aumenta si se ha sufrido previamente otro cáncer, especialmente de ovario o de colon, o un carcinoma lobular o ductal in situ (dos tipos de tumor maligno que aparecen en los lóbulos o en los conductos galactóforos de los senos, o conductos mamarios). Otro posible factor de riesgo es una hiperplasia benigna, una especie de tumor no maligno, que altera el tejido del seno.
  • Menopausia tardía (posterior a los 55 años)
  • No haber tenido hijos , o el primer parto a partir de los 30 años.
  • Factores medioambientales : se está investigando la posible influencia de pesticidas, campos electromagnéticos o contaminantes en agua y comida.
  • Estilo de vida : algunas investigaciones han hallado un posible vínculo entre el consumo de alcohol y el desarrollo de cáncer de mama.
  • Obesidad : A pesar de no tener ninguna constatación científica definitiva, muchos investigadores indican que seguir una dieta baja en grasas y rica en frutas y verduras, así como practicar ejercicio físico de forma regular pueden ayudar a prevenir la aparición del cáncer de mama.
  • Estrés : Una vida activa hasta límites excesivos no es conveniente ni beneficiosa. Llevar una vida estresante es nocivo para la salud y, en consecuencia, puede favorecer la aparición de enfermedades
  • THS : Ciertos investigadores indican que a partir de los 10 años con terapia hormonal sustitutiva (THS) puede aumentar el riesgo de cáncer, mientras que otros destacan que no importa durante cuánto tiempo se ha tomado en el pasado, puesto que el riesgo de cáncer existe entre las que siguen la terapia hormonal, no entre las que la siguieron en un pasado.

PREVENCIÓN

Cáncer de mamaLa autoexploración y las mamografías son las herramientas más útiles para encontrar bultos sospechosos en los pechos. En general, la técnica de la mamografía facilita la detección de pequeños bultos, difíciles de predecir mediante la palpación de la mama. Este tipo de prueba debe repetirse anualmente a partir de los 45 años.

En la alimentación es fundamental comer dos raciones de fruta al día. Estas pueden ser entre horas, para el almuerzo o la merienda, ya que es un pequeño tentempié perfecto y práctico de llevar con nosotros si estamos fuera de casa. Es mejor utilizar la verdura como guarnición de nuestros platos principales y comerlas todos los días. Otro componente que no puede faltar en nuestra dieta para prevenir el cáncer de mama es la fibra, con solo 30 gramos al día se puede ayudar a prevenirlo.

PREVENCION CON MEDICINA NATURAL

Algunas plantas las describiremos aqui, una forma alternativa para combatir el cáncer de mama:

Qué es el cáncer?

¿Qué es el cáncer?

El cuerpo está compuesto por billones de células vivas. Las células normales del cuerpo crecen, se dividen y mueren de manera ordenada. Durante los primeros años de vida de una persona, las células normales se dividen más rápidamente para facilitar el crecimiento de la persona. Cuando la persona alcanza la edad adulta, la mayoría de las células se dividen sólo para reponer aquellas que se han desgastado, dañado o muerto.

El cáncer se origina cuando las células en alguna parte del organismo comienzan a crecer de manera descontrolada. Hay muchos tipos de cáncer, pero todos ellos comienzan debido a este crecimiento sin control de células que no es normal.

El crecimiento de las células cancerosas es diferente al crecimiento de las células normales. En lugar de morir, las células cancerosas continúan creciendo y formando más células cancerosas, las cuales pueden invadir otros tejidos, algo que las células normales no hacen. La posibilidad de una célula de crecer sin control e invadir otro tejido es lo que la hace cancerosa.
En la mayoría de los casos, las células cancerosas forman un tumor. Sin embargo, algunos tipos de cáncer (como la leucemia) no forman tumores, sino que se establecen en la sangre y la médula ósea.

Cuando las células cancerosas llegan al torrente sanguíneo o a los vasos linfáticos, pueden propagarse hacia otras partes del cuerpo, en donde pueden continuar creciendo y formar nuevos tumores que invade el tejido normal. A este proceso se le llama metástasis. Independientemente del lugar hacia el cual se propague el cáncer, siempre se le da el nombre del lugar donde se originó.
Por ejemplo, el cáncer de seno que se propaga al hígado es aún cáncer de seno, no cáncer de hígado. De igual manera, el cáncer de la próstata que se ha propagado a los huesos es referido como cáncer de la próstata metastásico, y no cáncer de los huesos.

Los diferentes tipos de cáncer se pueden comportar de manera muy distinta. Por ejemplo, el cáncer de pulmón y el cáncer de seno son dos enfermedades muy diferentes. Crecen a velocidades distintas y responden a distintos tratamientos. Es por esto que las personas con cáncer necesitan recibir un tratamiento dirigido a su propio tipo de cáncer.

No todos los tumores son cancerosos. A los tumores que no son cancerosos se les llama tumores benignos. Los tumores benignos pueden causar problemas, ya que pueden crecer mucho y ocasionar presión en los tejidos y órganos sanos. Sin embargo, estos tumores no pueden crecer hacia otros tejidos. Por esta razón, no pueden propagarse hacia otras partes del cuerpo (no pueden hacer metástasis). Estos tumores casi nunca ponen en riesgo la vida de una persona.