Tag Archives: leucemia

Leucemia o Cáncer en la sangre

Leucemia

La leucemia o cáncer de la sangre, se origina cuando ciertas células se vuelven cancerosas y se introducen en la médula ósea. Existen factores de riesgo, como un sistema inmune debilitado, que predisponen a desarrollar esta enfermedad.

La enfermedad se produce a consecuencia de un error en el proceso de maduración de una célula madre a glóbulo blanco, que supone una alteración cromosómica que provoca que las células afectadas se vuelvan cancerosas y se multipliquen sin cesar, infiltrándose en la médula ósea, donde sustituyen a las células que producen las células sanguíneas normales. Estas células cancerosas se diseminan por la sangre, y además pueden invadir otros órganos, como el hígado, los riñones, los ganglios linfáticos, el bazo y el cerebro.

LEUCEMIA CAUSAS

Aunque la causa de las leucemias no se conoce exactamente, se sabe que hay diversos factores que pueden provocar la aparición de esta enfermedad.

  • Genéticos. Esto significa que las mutaciones genéticas y las anomalías cromosómicas de las células se producen esporádicamente (al azar). Esta enfermedad es más frecuente en gemelos que en el resto de la población, y padecer trastornos genéticos como el Síndrome de Down y el síndrome de Fanconi suponen un factor de riesgo asociado a la aparición de leucemia.
  • Inmunodeficiencias. Una alteración o un defecto del sistema inmunológico puede aumentar el riesgo de desarrollar leucemia. Las personas con el sistema inmunitario debilitado por la administración de quimioterapia o fármacos inmunosupresores (que se suministran a pacientes que han sufrido un trasplante de órganos), también son más susceptibles de desarrollar leucemia.
  • Factores ambientales. Uno de los factores más estudiados son los factores ambientales, sobre todo la exposición a radiaciones ionizantes, sustancias químicas como el benceno y ciertos fármacos, y los virus. Diversos productos químicos también están relacionados con la aparición de la enfermedad, sobre todo algunos pesticidas, y otras sustancias como los gases mostaza utilizados en la I Guerra Mundial. También ciertos virus están asociados con el desarrollo de las leucemias, en especial el virus de Epstein-Barr, relacionado con el linfoma de Burkitt africano o los linfomas en pacientes inmunodeprimidos.

TIPOS DE LEUCEMIA

  • Leucemia Linfática aguda: Si el proceso de crecimiento descontrolado se realiza de forma muy rápida, de tal forma que se desarrollen extraordinariamente el número de células inmaduras.

Las células que deberían transformarse en linfocitos se vuelven cancerosas y sustituyen a las células normales de la médula ósea, y se diseminan hacia otros órganos (hígado, bazo, riñones, cerebro, ganglios linfáticos…) donde siguen proliferando, y provocan enfermedades como meningitis, anemia, insuficiencia renal y hepática, etc. Se trata del cáncer más frecuente en niños.

  • Leucemia Linfática crónica: Si el proceso es más lento, dando lugar a la maduración de estas células, aunque no son células normales sino cancerosas. Afecta especialmente a personas mayores de 60 años, y más a los varones que a las mujeres. Los linfocitos cancerosos aumentan en los ganglios linfáticos, para extenderse después al hígado y al bazo, e invadir posteriormente la médula ósea. Esta enfermedad progresa lentamente, y el pronóstico depende de factores como la cantidad de linfocitos en la sangre y la médula ósea, la gravedad de la anemia, y la capacidad del sistema inmune del paciente para luchar contra las infecciones que pueda contraer.
  • La leucemia mielógena aguda, que se caracteriza por avanzar con rapidez, afecta a una mayor cantidad de los glóbulos blancos que combaten las bacterias o sea los mielocitos o granulocitos. Es más común en los ancianos y rara vez se presenta en los niños.
  • La leucemia mielógena crónica, que se caracteriza porque al principio avanza despacio. Este tipo afecta principalmente a personas mayores y su origen está en la médula espinal.

SÍNTOMAS

  • Anemia

La anemia se presenta cuando la médula no puede producir glóbulos rojos debido a la gran concentración de células en ella. Las características de un niño con anemia son su aspecto de cansancio, palidez y respiración acelerada para compensar la disminución de la capacidad de transporte de oxígeno. En un recuento sanguíneo, la cantidad de glóbulos rojos será inferior a lo normal.

  • Sangrado y moretones

Cuando la médula no puede producir plaquetas debido a la gran concentración de células que hay en ella, pueden presentarse sangrados o moretones con mayor facilidad. Las petequias son diminutos puntos rojos en la piel del niño con una cantidad insuficiente de plaquetas. Son pequeños vasos sanguíneos que han “goteado” o sangrado. En un recuento sanguíneo, la cantidad de plaquetas será inferior a lo normal. El término con que se denomina el bajo nivel de plaquetas es trombocitopenia.

  • Infecciones recurrentes

Si bien el recuento sanguíneo de un niño con leucemia puede arrojar una cantidad inusitadamente alta de glóbulos blancos, estos son inmaduros y no pueden combatir las infecciones. El niño puede haber tenido infecciones virales o bacteriales repetitivas en las dos semanas anteriores. Una persona con leucemia generalmente manifiesta los síntomas de una infección como por ejemplo, fiebre, goteo nasal y tos.

  • Dolor en los huesos y las articulaciones

Los dolores en los huesos y las articulaciones son otros síntomas comunes de la leucemia. Generalmente, este dolor es consecuencia de que la médula está superpoblada y “llena”.

  • Dolor abdominal

Los dolores abdominales también pueden ser un síntoma de la leucemia. Las células de la leucemia pueden acumularse en los riñones, el hígado y el bazo, y generar el agrandamiento de estos órganos. El dolor abdominal puede provocar que el niño pierda el apetito y peso.

  • Inflamación en los ganglios linfáticos

El niño también puede presentar inflamación en los ganglios linfáticos que se encuentran debajo de los brazos, la ingle, el pecho y el cuello. Los ganglios linfáticos son los responsables de filtrar la sangre. Las células de la leucemia pueden acumularse en los ganglios y provocar una inflamación.
Dificultad para respirar (disnea)
Esta masa de células en el centro del pecho puede causar dolor y dificultad para respirar. La sibilancia, la tos o el dolor al respirar requieren de atención médica inmediata.

Es importante comprender que los síntomas de la leucemia pueden parecerse a los de otros trastornos de la sangre o demás problemas médicos. Los síntomas mencionados son los más frecuentes; no obstante, no se incluyen todos los síntomas posibles. Cada niño puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

TRATAMIENTO NATURAL PARA COMBATIR LA LEUCEMIA

Debemos saber como purificar la sangre y como recomponer los glóbulos blancos, para devolverle  nuevamente su función para nuestro cuerpo.

La clorofila es un excelente reconstructor  celular para la leucemia al igual que el ginseng, se debe consumir suplemento naturales ricos en hierro como:

  • Levadura de cerveza,
  • Trigo,
  • Melaza,
  • Polen,
  • Lenteja,
  • Ajo,
  • Remolacha,
  • Astrágalo,
  • Mora
  • Garbanzo.

Para combatir la leucemia tener en cuenta:

  • Comer en mayor cantidad verduras , lentejas, ajo y garbanzo
  • Ingerir dos infusiones de arándano a diario
  • Evitar la ingesta de carnes rojas, alcohol, azucares refinados y alimentos procesados
  • Tomar penca sábila o aloe en medio vaso  antes de acostarse por 3 meses.
  • Comer alimentación rico en potasio

HIERBAS ÚTILES PARA EL TRATAMIENTO DE LEUCEMIA:

  • Uña de gato
  • Diente de leon
  • Equinacea
  • Te verde
  • Milk thistle
  • Perejil
  • Clavo rojo

ESPECIES:

  •  Cayenne peper
  • Jenjibre
  • Tomillo
  • Cardamon
  • El astralago es un potente anticancerigeno y refuerza el sistema inmunologico es muy importante.
  • Extracto de hojas de oliva
  • El romero es un poderoso antioxidante